Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

40. Tentación (Montesinadas)

Cuando se presiente la alborada y los pies se resisten entumecidos a posarse sobre el escarchado suelo en la fría e inexpugnable celda,  los muros, custodios de la vigilia y el recogimiento, conservan el eco de un silencio tenaz y son testigos de mi pecado. A esa hora, en que el alma se aproxima a la orilla del sueño,  me causa dolor tan fiero el lamento de mi conciencia que no calma el rezo, ni la mordaza de mi voluntad.  No sanan los estigmas que cubren mi pecho, ni tornan en luz, las tinieblas que nacen de las movedizas paredes del pensamiento, donde han tomado refugio, diablos y monstruos  de obcecada bestialidad que me atormentan.

Puedo escuchar el ruido de mis venas, sentir mi piel erizada, pese al calor y al efecto sedante de mis dedos que, noche tras noche, desde que me dejé vencer por los espectros, viajan y ruedan por mi cuerpo, como cuentas de rosario, hasta penetrar y abandonarse en los secretos de mi morada, donde consiento, el rapto de mi castidad y mi honestidad diluente, emboscada por el arbitrario y excesivo deseo que me dispensa la satisfacción de un inefable consuelo.

59 Respuestas

  1. Me sumo a la admiración. Una pluma a la altura de los más prestigiosos clásicos de nuestra literatura y con una exquisita elegancia en el tratamiento del tema. Felicidades y gracias por compartirlo.

    1. Belén lo mismo digo muy amable y generosa, la elegancia en el tema era obligada pues no quería ser del todo irreverente, pero lo de la altura es mucho menor de lo que dices jeje. Abrazos y gracias

  2. Towanda

    Hola, Monte.

    Pareciera que la Santa y tú hubiéseis estado charlando y compartiendo sensaciones. O que la propia Teresa te hubiese dictado lo que se le pasaba por la cabeza. ¿Qué quiero decir con todo esto? Que has colocado la frase del poema en un texto poético, lírico, espectacular.
    Siempre me gustan las palabras que empleas para narrar, pero en esta ocasión mucho más.
    A mí me pasa como a Mercedes, que soy más primitiva en el lenguaje.

    Suerte, Monte.
    Un besazo.

    1. Twanda, yo soy tan primitivo como el primero jajajaja, lo lírico ha salido con mucho esfuerzo me ha costado mucho y lleva mucho curro este relato, he buscado vocabulario, he leído, he visto videos, en fin un ejercicio puro que espero haya tenido resultado. Curro, curro y curro y eso sí que es primitivo jeje.
      Un enorme abrazo maestra.

  3. Ángel Saiz Mora

    Las pulsiones irresistibles de alguien que quiere y cree que no debe satisfacerlas, que soporta una lucha entre la necesidad física y las imposiciones derivadas de sus votos y convicciones espirituales. Un tema que no es menor para ese protagonista, que hace que se tambaleen todas sus creencias, contado con un lenguaje rico y cuidado que transmite fielmente al lector su dura dicotomía.
    Suerte, Manuel. Un saludo

    1. ángel qué puedo decir yo de tí .. pues lo mismo que comentas porque tus escritos aportan siempre siempre un grado de perfección y de lectura amplia que dan envidia. Eres un máquina…Abrazos y gracias

  4. Eduardo Iáñez

    Uf, maestro Montesinos, te has vuelto a marcar un relato redondo, endemoniadamente perfecto. Las reminiscencias sexuales de la mística española son aludidas en tu caso con tal dominio estilístico, con un embridamiento tan perfecto de la frase, que todo es contención, armonía, dulzura… éxtasis en fin. Enhorabuena.
    Solo no veo –y lo digo no por poner ‘peros’, sino por si te fuera de utilidad– algunas de las comas que utilizas, entre ellas al final del primer párrafo. Pero ya quisiera yo para mí este relato.
    Saludos.

    1. Eduardo, gracias por tu comentario eres muy amable y yo feliz que te ha gustado, emn cuanto a las comas puede ser, sinceramente dudé y leí en alto y al final no sé si lo envié con la última revisión,,, ayyyy las comas, la puntuación…. Queda mucho que aprender mucho, graciasss
      Abrazos

    1. Ayyy rafa, tú sí que estás en racha vengo de leer tus últimas glorias en wonderland y debo quitarme el sombrero, la boina, y hasta los calzoncillo si así rindo tributo. Un abrazo y gracias.

  5. Mª Belén Mateos

    Guauuu !!! Altísimo nivel de narrativa. Como mides cada palabra para encajarla de una manera magistral. Derroche de sentimientos, que nos haces notar.
    Vuelvo a leerlo una vez más… Por algo será.
    Un abrazo Manuel.

  6. Maestro Montesinos. Re-la-ta-zo. Espectacular. Te devuelvo una por una las palabras que me dejaste hace poco. ¿Qué estaba la Santa? ¿Detrás dictando, no?. Qué barbaridad. Montesinos se escribe con M de maestro. Genial. Merece todo lo bueno que le pase. Dejas el listón por las nubes. Una joya. Gracias por compartirlo. Enhorabuena amigo 🙂

    1. JA aun a riesgo de que parezca que nos sobamos ambos debo reconocer que el nivel de tu vocabulario y de historia me hizo picarme y esforzarme mucho así que parte de este relato te pertenece por lo que me provocó el tuyo.Grande tu relato amigo.
      Abrazos grandes

    1. Ayyy Petra es un honor recibir de tu parte estos comentarios, eres muy amable como siempre y una estupenda mujer y persona. Sólo puedo seguir disfrutando con tus dibujos, ilustraciones y textos para tenerte más cerca. Una crac, un abrazo y suerte

  7. Manuel, profundo y doloroso!El debatirse entre el goce terrenal y concreto de lo físico y el ansia de trascender espiritualmente queda magistralmente,con una delicadeza suprema, expresado en tu texto.
    No necesitas deseos de suerte, vaya mi admiración.

  8. Elizabeth Larrañaga

    Las voces del silencio, las internas. Muy bueno, me parece muy complejo eso de castrarse y parecer completo; pero lo entiendo muy bien, eso de lo religioso, el machismo, la conciencia y demás. Suerte!

      1. Elizabeth Larrañaga

        Hola, Montesinadas. Quizá no supe expresarlo, no me refiero a usted, a la forma de escribir, sino al personaje, el sentir tales deseos y auocastrarse en ese sentido, como cuando no estamos seguros de ejercer algo, el ejemplo es una monja. Lamento el malentendido, por eso comento poco.

          1. Querida Elisabeth no me di por aludido, en el fondo no es más que la santa masturbándose es así lo que quería dibujar pero la castración la entiendo al no querer caer en la tentación queclaramente llevaba ya noches cayendo.
            Un enorme abrazo y gracias por leerme.

    1. Juana gracias por tu generosos comentario me haces sentir muy bien porque me costó un buen rato mantener el tono que quería, si lo he conseguido en parte y te gusta me siento contento. Gracias y suerte

  9. Salvador Esteve

    Manuel, esta primera propuesta de 2015 está dejando relatos geniales, el tuyo lo es a la vez que valiente. Abordas el tema con sensibilidad y un lenguaje envidiable. ¡Bravo! Abrazos y mucha suerte.

  10. Pues que se cumplan tus deseos que ser seleccionado entre tantos relatos siempre es una bocanada de entusiasmo. Ana me alegra mucho que te haya gustado porque eres desde que te conozco una de las más activas comentaristas y escritoras de modo que siempre te he considerado en plena forma y me gusta doblemente que te haya cautivado.
    Tú sí que eres una joya jeje.
    Abrazos y suerte

  11. Manuel, yo encuentro una pega en tu relato, algo que creo que le resta matices. Que nuestro padre Jams me perdone, pero me refiero a la imagen de la Santa. Leído con la mente en blanco, dejándome llevar sólo por las bellísimas sensaciones y el tormento culpable que describes tan magistralmente, me pregunto si realmente la voz narradora es de una mujer. Porque no encuentro ninguna diferencia si el protagonista fuera hombre. Y eso me parece sublime.
    Mi rendida admiración.

    1. Pues desde luego es muy interesante tu postura, cierto que me inspiraba la figura femenina pero reconozco que en el acto de la culpa y el vendaval del deseo podía ser monje o sierva de Dios.. pero del clero eso sí. Gracias Patricia.

  12. Calamanda Nevado

    Manuel, con este tratamiento tan mistico y medido das mas realismo a tu cuento, y nos lo haces llegar con fluidez y estilo. Suerte y saludos

    1. Amigo Sotirios pues qué puedo decir que me sonrokjas. Es todo cuestión de ponerse y tener suerte a veces y todo de cara. Era un ejercicio difícil y me atreví si te ha gustado me haces feliz.
      Abrazos

Dejar una respuesta