Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

25. Ashiatsu

Clava sus pies en mi espalda marchita. Un erial de piel ceniza que se contrae a cada paso. Carne de arena que se abre separada por dedos de diamante. Marca sus huellas en mis huesos de cristal. Cruje el hedor del miedo con el peso dormido de la culpa. Un rastro de pisadas que se pierde en las nalgas delgadas del viejo en el que habito. Baila sobre el mar de sal y kril que embate mis costillas. Tendus, demi plié, grand plié con sus plantas palmeadas, con sus alas de cisne, con la voz rotunda de quien lleva la muerte pegada a los talones. Nunca hablamos ni para ajustar el precio. Camina, baila, salta. Exhala el grito ancestral que aprendió de sus demonios, que transciende de su cuerpo de pez exiguo y abisal, que traspasa los muros transparentes de Pompeya. Arde el niño que me queda entre las piernas. Deja escapar lágrimas calientes, la lava de azúcar que dormita en el pozo del olvido. Polvo fósil, sangre estancada en las acequias del tiempo. El mar, otra vez, en el hueco almohadillado de una cama plegable de masajes. Vale lo que pide. Sin reproches. Hasta que vuelva la próxima semana.

11 Respuestas

  1. Ahí va el relato de un maestro. Atentos los ojos a la maravilla que solo ocurre de tanto en tanto. Mi admiración más profunda y sincera, Juancho. Mientras los demás nos peleamos con las palabras, tú jugueteas con ellas…
    Abrazo fuerte

    1. Con lo que me queda todavía por aprender no me creo yo capaz de enseñar nada a nadie Salva, pero agradezco tus palabras aunque siga aprendiendo cada día de todos los que escribís por estos y otros andurriales en los que nos vamos encontrando.
      Abrzssss!!

Dejar una respuesta