Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

95. El efecto Foehn ( María José Escudero)

Dicen que aquel día el paisaje se acercó despacio a su ventana, y que el viento Sur, cálido y desmesurado, removió con insistencia las cortinas de su cuarto. Dicen que, al descifrar el mensaje, una sonrisa se dibujó en su cara y, vestida de blanco riguroso, salió a la calle con la mirada lejana y el paso vacilante. Luego compró un ramo de rosas amarillas en un quiosco de Alexanderplatz y caminó hasta al cementerio sin más compañía que su tristeza y unos pasos mansos que la seguían de cerca.

Dicen que después avanzó sin prisa por el rincón de los poetas sin nombre ni epitafio, que acarició con sus dedos perezosos el mármol helado de las tumbas grises, que colocó las flores sobre la lápida del hijo que sólo vivió un día y que, cuando la oscuridad comenzó a colarse entre las ramas erguidas de los árboles altos, se recostó sobre un manto de hojarasca, y se alejó de sí misma para siempre.

Dicen que entonces cayeron una a una las piedras del inmenso muro que avergonzaba al mundo, y que el llanto lastimoso de su perro guía se escuchó en todo Berlín, pero ya fue imposible regresarla.

20 Respuestas

    1. María José Escudero

      Está demostrado que el estado de ánimo de algunas personas e incluso su salud mental, depende de los cambios metereológicos. En Psicología el efecto Foehn, así como el efecto de otros vientos cálidos y resecos, pueden provocar o agravar ciertos trastornos psicológicos:trastornos depresivos, estados de ansiedad, neurosis, crisis esquizofrénicas…También existe correlación entre el fenómeno suicida y el viento Foehn. En Cantabria nuestro viento de la locura es el viento Sur. Muchísimas gracias, Mercedes por leer mi relato y por comentar.

  1. Luz Leira Rivas

    Me parece un texto precioso, con un vocabulario perfectamente escogido para lograr esa atmósfera de tristeza y nostalgia. Todas sus frases son maravillosas, enhorabuena. Un abrazo!

  2. Esther Cuesta

    Cómo me gustan tus historias y cómo las cuentas. Ésta, además, me llena de música y de poesía. Y aunque habla de soledad y tristeza, me ha provocado alegría esperanzada de libertad y paz. Gracias M. José y felicidades.

  3. Paloma Casado Marco

    Este cuento necesita más de una lectura porque cuenta varias historias pero además, la elección de las palabras precisas y la cadencia de su estructura, lo hacen algo muy especial. Felicidades María José.

  4. Ángel Saiz Mora

    Como ha apuntado Paloma, yo también veo varias historias que coexisten al mismo tiempo, es lo que siempre sucede aunque no lo percibamos, no somos compartimentos estancos. La climatología influye en las personas individual y colectivamente, no es lo mismo haber nacido en África que en Canadá, no estamos igual en otoño que en verano. Lo que tu protagonista percibe a través de su ventana es el detonador de la decisión que toma después: despedirse de su hijo y dejar de vivir una vida sin sentido, que se intuye llena de oscuridad. Mientras todo ello sucede, su ciudad vuelve a pasar a la historia, pero eso a ella ya no puede afectarle.
    Un relato muy interesante y con diferentes lecturas.
    Un abrazo, María José. Suerte

  5. María Cotero

    Hola, María José.Has escrito un relato muy bello donde pones de manifiesto una gran sensibilidad.Personalmente creo que este tipo de relatos se te está quedando pequeño. Un placer leerte. Enhorabuena. Un abrazo.

  6. Qué bonito, qué bien escrito. Y encima nos has enseñado esto del efecto Foehn, por lo menos a mí. Todo un lujo este regalo que nos has hecho. Tiene algunas imágenes fabulosas, por ejemplo lo del blanco riguroso me ha encantado. Gracias, Maria José.

Dejar una respuesta