Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

60. Martina y el miedo histórico (María José Escudero)

La mujer, trémula y cohibida, se quedó tendida sobre la tierra húmeda y sangrienta. De lejos parecía un bulto blanquecino, de cerca era un fardo gris y maloliente. Casi amanecía cuando vinieron a recogerla; le pusieron una chaqueta vieja sobre los hombros rendidos y se la llevaron a casa en silencio y con cautela.

La mujer era joven, casi una niña cuando empezó la guerra, pero una  madrugada de espanto, mientras se aferraba a sueños destruidos, le brotaron hebras blancas en el pelo. También era valiente, incluso descarada, hasta que un peso inoportuno en el bombacho la puso en entredicho, y  la abochornaba. -Estás viva -susurraban con alivio su madre y sus cuñadas. -Estoy viva -ella musitaba sin orgullo. Y qué tristeza vivir así, con este olor a miedo entre las piernas.

El grupo de soldados voluntarios se apostó frente a la hilera de condenados al desaliento. Inesperadamente, una voz de mando gritó contrariada: “Apartad a esa desgraciada de la tapia. ¡Rediós! Que se ha cagado encima”.

La mujer se llamaba Martina y, tras aquella contienda sin sentido, se convirtió en una sombra perturbada y esquiva que vivió siempre con la mirada escondida y el corazón en un puño.

 

14 Respuestas

  1. Reve Llyn

    A veces pensamos en las guerras y contamos comportamientos heróicos, hechos que sobrepasan las respuestas normales de las personas. Ver, de repente, el miedo de una forma tan humana, es todo un logro. Muy buen detalle y muy bien narrado.

  2. María José

    Las secuelas de la guerra son tremendas. Muchos, como Martina , no pudieron con esa batalla. No es fácil vivir como un vencido, no es fácil renunciar a un sueño, y la República era una gran promesa, sobre todo, para las mujeres.
    Muchas gracias por vuestros comentarios, son un gran estímulo .

  3. María Cotero

    Entre los horrores de las guerras no solo cuentan las bajas durante la contienda.En nuestra posguerra murieron más personas que durante el conflicto. Además, hay que tener en cuenta los casos como el de Martina que han quedado “muertos” en vida. Suerte. Un abrazo.

  4. ” qué tristeza vivir así, con este olor a miedo entre las piernas.” Tremendo María pero tan gráfico y humano que nos lleva a todos detrás de la lectura a tener un sentimiento de horror, y es que el miedo es o debe ser algo muy parecido a lo que narras.
    Abrazos y suerte

Dejar una respuesta