Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

60. LO QUE CUESTA EL ÉXITO (Ginette Gilart)

Cuando se abrió el telón la diva apareció sentada muy erguida en una silla colocada en un pedestal oculto bajo una tela de seda roja, rodeada de una gran cantidad de flores y plantas. Empezó cantando un aria famosa y de inmediato se hizo el silencio en la sala. El público quedaba extasiado escuchando la voz cristalina de la soprano.
Al finalizar la obra una cohorte de admiradores y de periodistas la esperaba a la salida del teatro. Apareció la cantante envuelta en telas, perfumes y sonrisas mandando besos con la mano a diestra y siniestra; una verdadera diosa. Al pie de la escalinata esperaba su chófer que le abrió la puerta del coche. Sentada en el interior seguía saludando a sus fans que no paraban de aclamarla.
Llegó al hotel cansada y sin demora se despidió de su secretaria para encerrarse en su habitación. Se quitó la ropa que la agobiaba y se dirigió al cuarto de baño para desmaquillarse. Después de un buen rato limpiándose la cara para eliminar cualquier rastro de cosmético se miró al espejo que tenía enfrente, y ante su rostro avejentado, suspiró un momento y se echó a llorar.

6 Respuestas

  1. El paso de los años deja su huella, se ocultaba tras el maquillaje y las lujosas vestimentas, pero una vez despojada de éstas, se mostraba a sí misma, algo que… no debería entristecerla por su juventud perdida, sino animarla por su madurez ganada

  2. Ángel Saiz Mora

    No hay nada más inexorable que el paso del tiempo, nada ni nadie puede detener su marcha. El que una artista mantenga un alto nivel artístico a edad avanzada es digno de elogio. Pero ese mismo tiempo, unido a sus méritos, que se alió con ella para consagrarla, le recuerda que todo es efímero, que cada vez le cuesta más mantenerse en una actividad plena, que tras la simulación del maquillaje late una realidad que no puede soslayar, de ahí su reacción llena de congoja. Que los años se consuman no puede evitarse. Aprovecharlos bien es el objetivo, cumplido por tu protagonista, que no podrá lograr, por más que lo desee, que su existencia tenga, como todas, un final.
    Un abrazo y suerte, Ginette

Dejar una respuesta