Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

98 AL OTRO LADO DE LA SOGA (La Marca Amarilla)

No es como yo imaginaba, es muchísimo peor.

Ver a mi mujer y a mis hijos rotos, rabiosos, llorando al lado de mi cadáver trajeado, cerúleo, aparentemente muerto, ver a mi madre casi sin aliento del sufrimiento, herida, dolorida por perder a un hijo…

Ha sido lo más duro que he vivido desde que estoy muerto.

Nadie me advirtió de que yo sería consciente del daño que causaría tras mi egoísta huida del mundo que conocemos. Tan solo quería eludir mi triste tormento, mi eterna queja, dormir mi alma y olvidarme de todo.

Para siempre.

Ahora, encerrado en esta mohosa oscuridad, en la soledad del sepulcro, con una simple lápida separando ambas dimensiones, debo padecer también el dolor ajeno.

Y no sé por cuánto tiempo.

21 Respuestas

  1. Intuyo que para toda la muerte Marca. No se me ocurre mayor tristeza que la de contemplar el dolor de los tuyos por tu pérdida, aunque creo que sería peor el no dolor. Buen disparo Marca!!!
    Suerte!!!
    Abrazos!!!

  2. Ángel Saiz Mora

    Es una cuestión a plantear, motivo de discusión y sin respuesta clara: Quien se quita la vida ¿tiene mucho valor o es un cobarde? El caso es que todas nuestras acciones, como también lo que dejamos de hacer, tienen una consecuencia. Más una desaparición repentina y dolorosa. Si tu protagonista hubiera sabido lo que conoce ahora, la tristeza que iba a causar, tal vez habría recapacitado. Tampoco le hubiese venido mal ponerse en el lugar de los demás y sus problemas, personas que, a pesar de los pesares, como decía Víctor Manuel, amanece el día y echan a andar.
    Un relato desde el «otro lado», con frases memorables, como: «Lo más duro que he vivido desde que estoy muerto».
    Un abrazo y suerte, Marca

    1. La Marca Amarilla

      Gracias por tu comentario acertado, como siempre, Campeón!!
      Cobarde o valiente, siempre es una huida sin mochila… O eso creemos!!

      Saludooooss!!!! 😉

  3. Antonio Toribios

    Un juego muy hábil con el tópico de que al morir dejamos de estar. Ya de dejó de sufrir, se suele decir. ¿Y si no es así? Aquí está resuelta la gran pregunta. Y de la forma más cruel.

    1. La Marca Amarilla

      Gracias por el comentario, Montesinos!!!

      Es cierto que sufre, y hace sufrir… Pero lo peor es verlo y sentirlo, y no ver el fin!!!

      Saludos!! 😉

  4. Curioso punto de vista… Uno quiere dejar este mundo para no llevar más la carga que soporta, y cargará para siempre con el dolor que provoca en los otros por irse de esta manera. Ay, si hubiera segundas oportunidades en este punto…
    Ingeniosa historia, Marca.
    Un saludo.
    Carme.

  5. Javier Arroyo

    Es muy probable que lo único que mantenga con vida a muchos suicidas sea evitar el daño que puede causar su muerte a sus seres queridos. Y ser consciente de ello ya debe ser terrible. Excelente micro. Enhorabuena.

    1. La Marca Amarilla

      Muchas gracias, Javier, por tu comentario!! Y muy acertada tu reflexión! Hay un equilibrio muy difuso entre el amor y el dolor.

      Saludos!! 😉

Dejar una respuesta