Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

30. Amy, Amy, Amy (María José Escudero)

La encontré abrazada a sí misma en aquella cama que era un descampado. Entre poemas abandonados y botellas de vodka, parecía dormida y, ovillada en su levedad, la trasladé a la ambulancia: Fue la única vez que la tomé entre mis brazos. A menudo, veíamos las mismas estrellas por la noche y las mismas nubes al amanecer. Pero, cuando no la vigilaba, ella vomitaba su desdicha por las esquinas de Camden. Atrapada en su propia luz, comenzó a arrastrar los pies en los conciertos y, aunque disimulaba, su aliento apestaba siempre a soledad.  Hacía tiempo que habían saltado las alarmas y   tardé en comprender que los músicos genuinos prefieren improvisar sus melodías en bares pequeños. Lamento mi falta de audacia. Su vida estaba en mis manos, debí salvarla de ovaciones y abucheos, de su padre y de su novio, de aquella cohorte de oportunistas.

Digan lo que digan, era dulce y vulnerable. Caprichosa…Puede que fuera excesiva. Sin embargo, su voz prodigiosa era un regalo, un sollozo inquietante disfrazado de obstinado desafío.

El informe del forense  reveló que tenía una alta dosis de soul en las venas. Omitió que ya había muerto cien veces antes de morir.

14 Respuestas

  1. Rafa Heredero

    Como homenaje a la música, y como forma de comentario alternativo, quiero compartir con vosotros una canción que esté relacionada con algún aspecto de vuestros relatos. Espero que te guste la que he elegido para el tuyo.

    AMY WINEHOUSE – Amy, Amy, Amy
    https://youtu.be/Ms97mz3H69E

  2. Ángel Saiz Mora

    Ha habido muchos casos de estrellas que brillan con luz propia por haber nacido con un don, que consiguen transmitir y triunfar como merecen, pero como, según dicen, no se puede tener todo, carecen de la organización suficiente para asimilar la fama sobrevenida, un halo abrumador que no deja de ser artificial y muchas veces pasajero, que no hace sino acentuar su soledad, con la consiguiente búsqueda de vías de escape que solo llevan a la perdición.
    Has descrito muy bien todo ello y más en una gran artista de nuestro tiempo, que hubiéramos querido que siguiese asombrando al mundo con su talento, alguien que, al marcharse de forma prematura, también agigantó su leyenda, que con esa canción parecía vaticinar su propio final.
    Un abrazo y suerte, María José

    1. María José Escudero

      Demasiada fama, demasiados premios,demasiados paparazzis pendientes de su manera de vivir… Era demasiado joven para sobrellevar tanta presión y su base emocional era muy frágil. Además, había muchos intereses a su alrededor. Tenía un registro vocal magnífico, poderoso, pero la popularidad combinada con otras sustancias se ha llevado a muchos jóvenes artistas por delante. Una pena… Muchísimas gracias, Ángel por tu visita y por el comentario. Un abrazo y disfruta de lo que nos queda de verano. Hasta pronto.

    1. María José Escudero

      Tienes razón, Jesus. Resulta difícil de comprender que teniéndolo todo (sobre todo, talento) algunos artistas desarrollen un comportamiento autodestructivo. Sin embargo, hay una lista de jóvenes artistas que nos dejaron con las ganas de conocer sus trabajos en la madurez. Me da muchísima pena. Tal vez parezca que lo tienen todo, pero algo falla. Personalmente, Amy me atrapa con esa voz que transmite tanto, era una artista muy dotada Muchas gracias por acercarte y comentar. Un abrazo.

  3. Barceló Martínez

    Hola, María José.
    Tu relato me ha recordado una diva de la música que también se perdió en los vericuetos insondables de la psique humana y se malogró. Parecía un ángel y cantaba como un ángel y, sin embargo, descendió a los infiernos. Me refiero a Whitney Houston. Por lo menos nos dejó su voz inmortal para disfrutarla.
    Aprovecho para mandarte un fuerte abrazo y toda la energía positiva del mundo.

  4. María José Escudero

    Pues si. Whitney Houston ( La voz) fue una de las artistas que más discos ha vendido en el mundo.. Reconocida, idolatrada… Y sin embargo también emprendió un camino de autodestrucción que la condujo a una muerte prematura. Falleció unos meses después de Amy Winehouse. La popularidad, el éxito, las portadas no son nada cuando la voluntad se ve anulada por las drogas. Podemos disfrutar de sus canciones, pero qué lástima.
    Muchísimas gracias por la visita, Ángel. Me alegra muchísimo. Un gran abrazo…

  5. Belén Sáenz

    Qué maravilla de retrato-relato. De los de leer y releer y que se quedan debajo de la piel, como la voz de Amy. Muchas gracias por compartirlo, María José.

    1. María José Escudero

      Una mujer tan fragil y con una voz tan potente. Tenía mucha fuerza, era natural, fresca… y, como bien dices, esa voz se te queda en la piel. Muchas gracias, Belén por la visita y el comentario. Me alegra muchísimo. Un beso.

  6. Buen homenaje a una diva de la música con una voz como pocas. Amy, siempre Amy, estrella fugaz que alcanzaba notas difícilmente alcanzables, ¡qué no hubiera logrado de seguir entre nosotros! pero, como tantas personas con cualidades especiales su paso fue efímero en lo personal aunque en lo musical perdurará para siempre.

    Un saludo.

    1. María José Escudero

      Demasiada presión, demasiada fama, demasiados periodistas apostados a la puerta de su casa… Ya avisó que no lo soportaría. Y pasó a formar parte del Club de los veintisiete, la edad que tenía cuando falleció. Nos dejó su música, su voz, pero es una lástima, es una gran pérdida.
      Muchísimas gracias por la visita y el comentario. Un beso, Manoli.

  7. La música puede llegar a ser una de las cumbres de la desolación, desde donde la panorámica del porvenir aparezca cubierto por un manto de nubes perpetuo.
    Una gran voz para un corazón débilmente acristalado. Un gran relato para una gran voz.
    Enhorabuena, María José.
    Un saludo.

Dejar una respuesta