Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

55. Bip—bip—bip—bip-bip-biiiiiiiiiiiii…. (FUERA DE CONCURSO)

Tic, tac, tic, tac, tic, tac. Zzz, zzz, zzz. Ringgggggg. Paf. ¡Uaaaah…! Muac, muac. Achís. Ñeeeec, ñeeeec. Pof-pof-pof. Ñiii. Shhhiiiiiic. Clic. “Las seis en las Islas Canarias…”, grsss. ”Lloverá durante toda la mañana en..” , grsss. “El Presidente de la patro…”, grsss. “Desde que me dejaste, la ventanita del amor se me cerró. Desde que me dejaste, las…”  Ñiii. Clic. Pof- pof- pof- pof.  Ñam, ñam. Glup, glup. Pof- pof- pof-pof.  ¡Slam!

Drip,drop, drip, drop. Brrruuumm, brrruuuum. Clic. “Tengo el alma en pedazos, ya no aguanto esta pena…”  ¡Piiii!, ¡piiiii! ¡Crash!!  Ni-no-ni-no-ni-no. Bum- bum, bum-bum, bum-bum.

 

 

7 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Un hombre (podría ser mujer, pero más parece varón) duerme plácidamente, hasta que suena su despertador, a lo que responde con un sopapo. Se suceden bostezos, besos a la cónyuge y un estornudo matutino, para acabar de desperezarse. Cuarto de baño, noticias en la radio, ducha. Más radio, ahora con música que habla de abandono. Cocina, desayuno y a la calle. Llueve, como habían predicho. Música mientras camina hacia el trabajo, con auriculares en los oídos. Otra canción insiste en los problemas del corazón, con los que posiblemente se identifica el protagonista, que cruza la calzada distraído. Un coche toca el claxon, pero la colisión resulta inevitable. Una ambulancia le traslada a urgencias de un hospital, tratan de reanimar su corazón a la desesperada, pero el monitor indica que éste se detiene, el sonido continuo del título así lo atestigua.
    Pocas veces he visto un relato tan bien armado, con la valentía de utilizar onomatopeyas para narrar una historia desde el inicio hasta su trágico desenlace, solo interrumpidas por música, que da muchas pistas acerca de los motivos por los que se despista, con las peores consecuencias.
    Un relato que no deja indiferente, que recuerda el lenguaje y el humor de los cómics clásicos, a pesar de tratarse de una tragedia.
    Un abrazo, María

    1. María Gil

      Ya sabes, Ángel, que espero siempre tus comentarios porque me suelen parecer más interesantes que el propio relato. Como ha sucedido ahora mismo. Gracias por tu tiempo.

      Un abrazo

  2. María Gil

    Rafa, me parece una idea buenísima esos comentarios alternativos que vas dejando. ¡Chapó! El que has elegido para el mío me ha encantado.

    Un abrazo

  3. Este relato onomatopéyico no sólo es tremendamente original, está lleno de sugerencias y tiene mucha tela. No puede ser casualidad que hayas elegido «La ventanita» como la canción que le da banda sonora, una canción que habla de un amante abandonado que queda con el alma en pedazos. Muy bueno, María.

Dejar una respuesta