Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

38. EL AÑO NUEVO CHINO (fuera de concurso, Carmen Cano Soldevila)

Hoy celebramos la fiesta del Año Nuevo. Wen y yo asistimos con mis padres al desfile del dragón, que ondea sus escamas rojas por las calles.

Durante la cena, según hemos convenido, él contará que nos conocimos en una velada de la alta sociedad financiera. Yo soy una mujer sobrante, una perla amarillenta que avergüenza a mamá porque, a mis veintiséis años, aún no soy madre. Tengo formación universitaria, un buen empleo y mi propio apartamento. No necesito un marido. Pero ella ha puesto un anuncio con mi fotografía en el Parque del Pueblo de Shanghai. Y es que numerosos varones buscan pareja, ante la escasez de mujeres, consecuencia de la política del hijo único.

Vestida de rojo, bajo los farolillos, veo los rostros encendidos de felicidad de mi familia. Ignoran que a Wen lo contraté por Internet en una agencia de novios de alquiler.

Por la noche salimos a contemplar los fuegos artificiales. A la señal de un roce de mi mano, Wen besa furtivo mis labios pintados de carmesí, fingiendo huir de sus miradas. Y una luz roja hace saltar las alarmas en mi pecho. Quizá me esté enamorando .

21 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Una mujer actual, independiente y resuelta, choca contra la tradición al no haber sido su prioridad encontrar un marido. En un intento de contentar a su familia contrata a un novio de alquiler. Todo es una pantomima hasta que deja de serlo. Igual que los caminos del Señor, los del amor son inescrutables.
    Una historia realista con ecos de cuento de hadas y enmarcada en una cultura ancestral, con un final abierto y feliz como en los cuentos citados, al tiempo que sorprende de forma muy grata. Un relato con ingredientes de calidad muy bien combinados, del que se disfruta.
    Un abrazo, Carmen

    1. Muchas gracias por tus palabras, Ángel, de nuevo certeras al desentrañar la historia. A esta mujer no le hace falta fundar una familia, tan solo desea complacer a sus padres. Las agencias de novios de alquiler son una realidad en el país asiático, porque la presión social obliga a las jóvenes a tener pareja y descendencia muy pronto. El engaño, urdido con buenas intenciones, está resultando eficaz, hasta que en su corazón nace un sentimiento nuevo para ella.
      Un fuerte abrazo.

  2. Josep Maria Arnau

    Yo soy un recien llegado a ENTC. Me ha alegrado ver que publicas aquí tus relatos y también muchos otros amigos.
    Este microrrelato plantea una visión crítica de la política del hijo único en China y muestra el rechazo de la protagonista como conflicto. Ella no quiere marido, pero busca mantener las apariencias con una falsa pareja. Utilizas esta estrategia para plantear una interesante paradoja. Esa relación solo aparente acaba desvelando a la protagonista algo muy real, el mundo el amor. Enhorabuena, Carmen.
    Un abrazo.

    1. Hola, José María. Me alegra encontrarte en esta página.
      Sí hay una crítica a la política demogràfica china: el hijo único, la presión social que obliga a las escasas mujeres al matrimonio… Lo esencial aquí es que s la protagonista no le interesa resolver su vida de ese modo, por eso se presta a un engaño piadoso hacia sus padres, avergonzados de su “avanzada” soltería. Lo que ella no sabe es que hay cosas en la vida que no se planifican, como el surgimiento del amor.
      Muchísimas gracias y un abrazo.

  3. Jesús Garabato Rodríguez

    Hola, Carmen. Con unas pinceladas nos muestras (o demuestras) la sinrazón (al menos, a nuestros ojos) de algunas “restricciones de derechos”; también, unas tradiciones y el respeto con que acaban tratándose (aunque la protagonista puede que quisiera “alejarse” de ellas); que con el amor no se juega (y puede que no debiera pagarse por él ni por su “trasunto”) y que no deberíamos decir nunca de este agua no beberé. Entre otras cosas, claro. Tu historia quiero verla como un cuento de final feliz. Ojalá. Ya sin bromas, buen relato. Un abrazo, Carmen.

  4. Por un lado, la protagonista es víctima, como otras mujeres independientes en China, del señalamiento social que tanto afecta a sus padres ; por otro, desea hacerlos felices. La existencia de novios de alquiler es una realidad, una necesidad social en el país asiático. Pero ella no sabe que puede acabar enamorándose del hombre que ha contestado.
    Muchas gracias por tus palabras, Jesús. Un abrazo.

  5. Nada es lo que parece: ni el dragón que ondea sus escamas rojas en la calle, ni el novio Wen, ni el paseo de novios con la familia. Habiendo tanto farolito chino por allí, a ella le faltaba encender (o que le encendieran, mejor dicho) el más importante.

    Me encantan los cuentos de raigambre oriental, y éste no ha sido la excepción.

    Felicitaciones, CARMEN.

    Besos,
    MAB

  6. Muchas gracias, Javier.
    Después de situar a las mujeres chinas independientes en su contexto social, le he querido dar una oportunidad a la protagonista de conocer el amor y no un matrimonio impuesto por los prejuicios familiares y de género.
    Besos.

  7. A veces, las tradiciones imponen normas sociales que son difíciles de aceptar con el paso del tiempo. Nadie puede elegir cuando enamorarse. La protagonista es independiente y no necesita a un hombre, pero al final los sentimientos mandan. Buena crítica con final feliz. El argumento, salvando las distancias culturales, me ha recordado a la película «La Proposición» de Sandra Bullock y Ryan Reynolds.
    Besos apretados, Carmen.

Dejar una respuesta