Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

01. El camino (Jesús Garabato)

La frescura de la madrugada  y lo evocador de sus sonidos lo acompañan: el relincho de un, a sus ojos,  invisible caballo en libertad; una ráfaga huidiza;  el ulular inesperado de algún moucho vigilante y solidario… También  el olor de la tierra húmeda y antigua,  o el de la acre salinidad del mar, presentido cada vez más cerca.  Cubierto por las  espesas y hermanadas copas de los bidueiros, avanza sobre  la agreste frouma que algún día, no tan lejano,  estuvo viva. Nada alcanza a atenuar la cadencia esperanzada de sus pasos.

Empieza a amanecer. Más allá de  las cunetas, entrevé la estampa vigorosa  de los fentos y los toxos que, engarzados, lo escoltarán  en el último repecho del camino. Atrás quedaron las sirenas, los gritos, los culatazos… Cumplirá su promesa. Ahí abajo lo espera San Andrés.

26 Respuestas

  1. Barceló Martínez

    El camino de la esperanza hecha realidad, bello paisaje el que nos narras, de forma tan literaria y hermosa además. Ahora hay que cumplir con la promesa hecha, como persona de honor, y peregrinar para cumplir con el Santo interventor en la culminación del destino propicio. Ni más, ni menos que San Andrés, al que Jesús dijo que haría “pescador de hombres”.
    El camino es siempre metáfora de la vida. Que el camino sea amable contigo, compañero. Un abrazo.

  2. Pilar Garrido Aláez

    Me has llevado con tu maravilloso relato a San Andrés de Teixido, cuánto más lo leo, más me voy acercando a comprar rosquillas y figuritas de pan.
    Por suerte, ya he ido de viva, pero…quien sabe si volveré.
    Un abrazo, Jesús.

  3. Jesús Garabato Rodríguez

    Muchas gracias, Pilar. Me alegran tu lectura y comentario. Yo soy también de los que he tenido la suerte de haber ido de vivo, así que más vale no pensar en lo que vaya a depararme la muerte. Ya sin bromas, gracias de nuevo. Besos.

  4. Jorge Zas

    Bellísimo relato con el que nos invitas a hacer el camino de San Andrés. Aún no he tenido la oportunidad de hacerlo, pero me queda el consuelo de que, de acuerdo al dicho, de una forma o de otra allí he de ir.
    Y no necesitas mencionar el color tema de este concurso. Solo tenemos que cerrar los ojos para ver el inigualable verde de Galicia.
    Suerte y un cordial saludo, Jesús.

  5. Ángel Saiz Mora

    Me atrevería a decir que el de tu protagonista es un viaje definitivo, por ser el último. A él le ha tocado hacerlo muerto, ya que de las sirenas, gritos y culatazos no se puede extraer nada bueno. El primer párrafo es un homenaje a la belleza del camino por antonomasia (a ver si algún año puedo y me animo a hacerlo). Qué bien quedan las palabras en galego para describir el entorno que le es propio.
    Un relato no exento de drama, pero también hecho para el deleite.
    Un abrazo y suerte, Jesús

    1. Jesús Garabato Rodríguez

      Muchas gracias, Ángel, por leer y regalarme tus palabras. He decidido no ser demasiado “explícito” en el texto y, por ello, seguramente los que no reconozcan a este San Andrés (de Teixido) no relacionarán lo de “ir de muerto cuando no se pudo ir de vivo”. Gracias de nuevo.

  6. Es un placer dejarse envolver por la belleza del camino, cuyos verdes nos asaltan con el léxico de la vegetación gallega. El lugar al que se dirige el peregrino, tras las torturas sufridas, hace suponer que lo acogerá sin vida.
    Muy hermoso, Jesús. Suerte y un abrazo.

    1. Jesús Garabato Rodríguez

      Muchas gracias por tus amables palabras, Carmen. Esa es la idea que tenía en mente al escribir el relato; un muerto en “cualquier guerra” que, cumpliendo su promesa, acude a la romería de San Andrés de Teixido, una vez muerto. LO curioso es que, como tantas veces en los microrelatos, creo que se le podría dar la vuelta al asunto: que el protagonista fuera el “ejecutor” y tratase de redimir de alguna forma sus maldades haciendo la peregrinación. Besos.

  7. Asun Paredes

    Casi se puede oler ese frescor de los bosques gallegos que tan bien narras. Una historia muy cercana a la poesía.
    Un abrazo y suerte con él, Jesús.

  8. ton pedraz

    Hola Jesús. Me encanta tu relato, y la travesía de tu protagonista, al que le toca ir a San Andrés como ánima. No sé si sabes que la tradición cuenta que todos los que llegan hasta el santo como muertos lo hacen convertidos en lagarto. Un abrazo.

  9. Salvador Esteve

    Ni la muerte inhibe una promesa. Un precioso relato para engrandecer la leyenda de San Andrés. Enhorabuena, Jesús. Un abrazo y suerte.

  10. Alvaro Abad

    Disfrutando del paisaje descrito, que gana enteros con esas denominaciones en vernácula. Sin embargo, mi contrastada ignorancia en santos y santas estaba haciendo que me perdiera la esencia de la escena representada. He leído, me he informado y he comprendido, lo que me lleva a saborear por completo el texto. Más vale tarde…
    Enhorabuena Jesús, suerte y abrazo.

  11. Josep Maria Arnau

    Sugerente relato de un peregrino que quiere cumplir una promesa. La descripción del escenario ligada a la acción acompaña al lector y lo hace todo verosímil y cercano. El final deja mucho margen para la interpretación del lector, aunque las sirenas, los gritos y los culatazos… solo dejan margen al dramatismo.
    Después de leer el relato me he informado sobre San Andrés. Al releerlo he captado más matices. Por los comentarios de otros entecianos, veo que no he sido el único.
    Un abrazo y enhorabuena.

  12. Gloria Arcos Lado

    Precioso texto que aúna leyenda, paisaje y dramatismo. Gracias por acercar parte de nuestra esencia y el verdor insólito y hermoso de nuestra tierra a los Entencianos. Un abrazo. Gloria

Dejar una respuesta