Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

17. El sonotone

Pasé de mala madre a vieja cascarrabias sin darme cuenta. De mis dos hijas una me ignora y la otra me atosiga. A veces pienso que fuimos una de esas familias que llaman «disfuncionales» (me gusta la palabra, aunque familia de mierda sea lo primero que me viene a la cabeza). De ahí lo dicho anteriormente.

La atosigadora sube a verme dos veces al día; dos visitas cortas para comprobar que me tomo las pastillas y que la asistenta cumple con las tareas que ella misma le va asignando. Luego, unas regañinas cuyos pretextos solo puedo suponer. Nada más entrar ella, apago el sonotone y me limito a mover la cabeza en señal de aprobación a todo lo que me dice. Es la mejor manera de que no terminemos discutiendo. Un sistema que nos va bien a las dos.

Sin embargo, cuando me visita la otra (tres veces al año) procuro tener las pilas del sonotone bien cargadas, me arreglo y preparo una buena merienda. Después de los besos de rigor (casi mortis) pasamos a la salita, pero entre bocado y bocado de mantecado solo me llega el chisporroteante silencio de su incomodidad, rencor e impaciencia.

5 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Quiero que todos mis sentidos funcionen, aunque suelo decir que si me faltase uno que fuera el oído, porque para lo que hay que oir… Tu protagonista puede escuchar o no, según le convenga, ha hecho de la necesidad virtud. Es curiosa la relación con las dos hijas, tan diferentes. Con la que menos caso le hace mejor se comporta, una versión actualizada de la parábola del hijo pródigo.
    Interesante juego de relaciones.
    Un abrazo y suerte, Dominique.

  2. Isabel Cristina Fernández Sánchez

    Las dos primeras frases de tu relato exponen perfectamente la situación. Luego consigues llenarlo de detalles tan importantes que dan vida y ligereza a la lectura. Enhorabuena; nos leemos.

Dejar una respuesta