Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

ENCUENTRO 325. SEGUNDA RONDA COPA

VICENTE F HURTADO / NURIA ROZAS

BICHOS CON RITMO

Los participantes aquí señalados tendrán que publicar en el espacio reservado a los comentarios de esta entrada del blog, un relato INÉDITO de un máximo de 100 palabras antes de las 20 horas (hora local española) del VIERNES 13 de SEPTIEMBRE cumpliendo estas dos condiciones:

  • El relato llevará por título
  • EL EFECTO MARIPOSA
  • No se podrá usar en todo el relato la sílaba LA

Una vez publicado no habrá posibilidad de corregir ni reeditar.

Tras la publicación de ambos publicaremos al final de esta misma entrada un enlace a un formulario para la Votación Popular (para participantes de la Copa o usuarios de esta web) que permanecerá abierto hasta el SÁBADO 14 de Septiembre a las 20 horas.

El resultado de este encuentro se hará público en una entrada general de la sección ENoTiCias

Podéis votar en este enlace.

21 Respuestas

  1. Nuria Rozas

    EL EFECTO MARIPOSA

    Una mariposa aletea enérgicamente sobre una flor. Ese movimiento de aire desencadena una serie de contratiempos hasta llegar a una granja, en el otro extremo del planeta. Allí, el fuerte viento abre una puerta y una vaca despistada asoma su cabeza con curiosidad.

    Mientras, de una crisálida sale el cuerpo de terciopelo de otra mariposa. Camina grácil sobre un brote. Contempla su reflejo en una gota de rocío, extiende sus coloridas alas y se siente hermosa. Pero, justo antes de dar el primer aleteo, una vaca despistada se lleva aquel brote de un lengüetazo mortal.

  2. EL EFECTO MARIPOSA
    Era una escena horrenda: cientos de lepidópteros ensartados con alfileres cubriendo los paneles del cobertizo. El criminal —un humano enjuto— estaba custodiado por un escuadrón de avispas. Escarabajos peloteros recogían pruebas y moscardones reporteros merodeaban por el jardín. El inspector abeja estaba exasperado:
    —Despejad esto, joder —ordenó—. Traed arañas forenses para cubrir los cadáveres. Y el humano dádselo a los pandilleros hormigas.
    —Eso es… cruel, señor —musitó un subordinado.
    —¿Hay tiempo para ser compasivos, sargento? Tomemos algo en un rosal que conozco. Pago yo. Es un rosal hermoso en el que, antes de nacer tú, era hogar de mariposas.

Dejar una respuesta