Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

20. Fenómenos extraños

Mi hermano se presentó en casa. De repente. Mamá, como cada día, estaba entretenida en el salón hojeando los álbumes de recortes de prensa. Los últimos vestigios de su fama fugaz. Nadie había vuelto a entrevistarla desde la desaparición. Ni a ella ni a papá. Y el desinterés los envolvió en una niebla amarga.

Habían pasado quince años. Samuel tenía cinco cuando lo abdujeron. Yo nací un año después. Así que no lo conocía.  A Harry —nuestro viejo gato— no le hizo ilusión volver a verlo. Solo le bufó.

Mis padres recobraron la alegría en cuanto les reclamaron los medios. Ayer viajaron a la capital, de gira por las televisiones. Mi hermano no quiso acompañarlos. Se ha negado a hacer cualquier declaración. Antes de irse, llenaron el frigorífico de comida y nos dejaron solos. El gato, esquivo, también prefirió esconderse.

Anoche me despertó un maullido agudo e infernal. Después, el silencio. Oscuro y viscoso como mi miedo. Esta mañana, mientras desayunaba en la cocina, sentí el aliento de Samuel detrás de la nuca. Me giré y le vi convulsionar. Tenía nauseas. Vomitó una bola de pelo que cayó junto a mis pies. Era atigrada. Como la piel de Harry.

7 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Siempre se puede regresar, pero en ocasiones el tiempo transcurrido es demasiado, tanto para el que se fue, que ya no es el mismo, como para los que se quedaron, que no están en absoluto preparados para reconocer y acoger en el individuo presente, un auténtico extraño, al ser querido de otra época, menos aún si se come al gato.
    Sorprendente, divertido y bien contado, María.
    Un abrazo y suerte.

  2. María Gil

    Ahora sí que el relato ha terminado. Faltaba tu comentario. Gracias Ángel. Ya sabes que me encanta leerlos.

    Un abrazo y suerte también para ti.

  3. Juancho

    Me ha gustado mucho, María, tan aterrador como divertido. Esperemos se que quede en los gatos y no siga con otros mamíferos de mayor tamaño.
    Mucha suerte!!
    Besosss!

  4. Rosalía Guerrero

    Maria, está genial: ese humor negro paranormal; ese narrador que está dentro de la historia pero la cuenta «desde fuera»; esos padres que se alegran más por la fama televisiva que por el regreso del hijo; ese gato que, como buen felino, sabe que el que ha regresado no es el mismo que se fue…
    Lo único malo es me quedo con las ganas de saber qué ha ocurrido durante esos quince años, y qué va a pasar a partir de ahora. Me parece un inicio «in media res» perfecto para un relato más largo.
    Abrazote y suerte!

  5. María Gil

    Rosalía, muchas gracias por tu comentario. Me ha parecido muy interesante, sobre todo la última parte. Tu análisis me ha permitido ver cosas que había pasado por alto. Lo tendré en cuenta para una futura reescritura.

    Un abrazo grande!!!

  6. Isabel Cristina Fernández Sánchez

    Que Samuel se comiera a Harry es perfecto para que sus padres pudieran entretenerse visitando platós de televisión. Me ha encantado María.

Dejar una respuesta