Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

LLEGA LA LUZ… DEL AMARILLO

… mi tractor es naranja (que tampoco está mal) pero no me podéis negar la alegría que produce imaginar un tractor amarillo... apenas soporta parangón…

Pues llega el verano… y como no podía ser de otra manera… llega la luz, el sol, la felicidad y todos esos bañadores y camisetas que tan bien quedan con el morenito playero: tooooodos del mismo color. Llega el amarillo.

El amarillo es bello “por naturaleza”. ¿Cuántas flores lucen el amarillo para presumir? Y lo vemos en cualquier época del año: en la primavera con sus mil flores, pero también es el sol del verano y el cálido color del otoño más bello…

El amarillo es uno de los llamados colores primarios por no ser resultado de ninguna mezcla. Pero de él, además, dicen que es un color «flexible», o poco estable; ya que si se combina con una gota de cualquier otro color, es muy probable que el resultado sea otro color totalmente diferente. Cambiante, vamos…

Y contradictorio, como todo asunto interesante… Por un lado se le asocia con la felicidad, la alegría, la inteligencia y el optimismo; y por el otro, con los celos, la envidia, el rencor, el enojo, la superficialidad, la falsedad, y el simbolismo de algunas enfermedades. Pero claro, a veces solo es cuestión de medida: el amarillo se asocia a la belleza (no sé qué le vemos a los rubios, pero bueno, es un ejemplo de esa guapura amarilla por puro postureo…), pero también se asocia al narcisismo… claro, los narcisos son amarillos y bellos… en fin… Dicen que como llama tanto la atención (los que hacen anuncios y señales de tráfico saben que no hay forma de evitar mirar un buen amarillo…) es el color del egocentrismo.

En la Antigüedad, en las culturas mediterráneas, el amarillo era el color divino, y siempre se le relacionaba con la energía y el poder, principalmente porque tenían el sol como elemento central.

Pero desde el medievo, poco amigo de los brillos, fue utilizado para marcar las vidas desviadas a ojos del cristianismo; por ejemplo, para la prostitución, enfermos, leprosos, la herejía, o todo aquel que no profesaran la religión adecuada… Era el color de los perturbados, de la locura, y se le asociaba con la bilis y por consecuencia era el color del enfado, la mentira (esa “prensa amarilla”) y la herejía… Y hay más ámbitos negativos que afectan al amarillo: ya decíamos que la juventud ama el amarillo, pero curiosamente, es el color que le adjudicamos a lo viejo, lo caduco, lo antiguo, con el lejano pasado…

Y con todo aquello que tiene peligro de ser venenoso o propio de alarma… cuidado con el amarillo!!! Y es que el amarillo tiene su lado rebelde, instigador, de protesta… A finales del XIX se usó como color en defensa del feminismo (mucho tuvo que ver la novela “El papel amarillo” de Charlotte Perkins), que se negaba a ajustarse a los negros, blancos y rosas que les adjudicaban, y en la actualidad tenemos “lazos amarillos” por Cataluña y “chalecos” del mismo color en la vecina Francia.

Eso sí, las letras gozan de una maravillosa relación con el amarillo. Y bien es cierto que en las artes escénicas existe ese mal fario contra el amarillo por la falsedad de que Moliere murió en el escenario representando su “enfermo imaginario” vestido de amarillo; aunque está probado que murió en casa y en la representación de esa obra vestía de “amaranto” … y alguien hizo fatal la traducción… Y se me ocurren dos casos más del amrillo en las letras con muy diferente resultado: quien ha leído “La Lluvia amarilla” creo que jamás puede ver un pueblo castellano sin que le invada esa pena de color… y en cambio es el color de la suerte de García Márquez (y se refleja en sus novelas) que dijo en una entrevista … “Mientras haya flores amarillas nada malo puede ocurrirme

Me dictan por aquí que el amarillo mejora mucho en su vertiente femenina, porque es… amar y ya… Divertido sin duda, y por eso se dice que es el color favorito de los niños… y yo conozco algún adulto (con alma de niño, eso sí…) que se pirra por el amarillo… le conozco personalmente… no le defraudéis… que creo que va a ser jurado…

1 Respuesta

Dejar una respuesta