Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2019 – R1 (personajes)- E19

Los participantes con los alias :

RATONCITO PEREZ – SUPERMAN– SOMBRERERO LOCO

  • * deberán escribir un texto de MÁXIMO 150 palabras
  • * antes del domingo día 10 de noviembre a las 12 de la noche (hora peninsular española)
  • * que contenga la palabra : CEPILLO DE DIENTES
  • * que nos hable de tu propio personaje. Hasta ahora nos han contado muchos muchos cuentos, peroo ¿cuál es la verdad? Cómo fue tu infancia, qué te llevó a ser como eres, qué ha sido de ti 30 años después, ¿de verdad fuiste feliz y comiste perdices? o cuéntanos un episodio del cuento que nunca vio la luz, ya sabes, las tomas falsas, queremos saber más de ti

 

Recuerda : no dejes tu texto en los comentarios de esta entrada, sino AQUI

Para votar AQUI

 

6 Respuestas

  1. Genio en nombre de Supermán

    Vocación de Supermán

    No es fácil vivir con dos personalidades. Yo surcaba los cielos con mis calzoncillos por fuera. Salvé al mundo varias veces, pero también lo puse en peligro, por eso decidí que solo debía ser un periodista tímido. Me casé con Lois.
    Años después encontré el traje de superhéroe, entre bolas de naftalina. Metí buche para probármelo. Sin ser consciente de mi fuerza pisé sin querer al Ratoncito Pérez, que venía a traer una moneda por el primer diente de leche de nuestro hijo. Consternado, volé sin rumbo. El azar me condujo hasta un parque temático donde se celebraba un desfile. Caí encima del Sombrerero Loco. Incapaz de asimilar tantas muertes, me entregué a las autoridades.
    Al fin comprendí cuál es mi verdadero cometido. He comenzado por el patio de la prisión, que froto con un cepillo de dientes. No me detendré hasta limpiar de impurezas este planeta.

  2. Genio en nombre del Sombrero Loco

    EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS de Sombrerero loco

    Desde muy joven soñaba con fabricar sombreros. En mi taller tomaba medidas a los clientes, luego estudiaba su carácter y diseñaba modelos personalizados que conseguían que se sintieran especiales. Cuando la Reina de Corazones se enteró de la insumisión de sus súbditos, montó en cólera y empezó a cortar cabezas. El negocio se vino abajo y tuve que reinventarme.
    Fundé una empresa de catering para meriendas clandestinas a las cinco de la tarde. Hemos abolido las normas del protocolo. Todo está permitido: remover el té con un cepillo de dientes, verter salsa de tomate sobre el bizcocho de jengibre o hacer barricadas con la porcelana para lanzarnos pastas unos a otros. Ahora organizo fiestas de no cumpleaños a diario, una catarsis de anarquía con la que los invitados se desahogan de la rigidez de sus vidas. Y yo me hago el loco, para no desentonar.

  3. Genio en nombre del Ratoncito Perez

    Como la vida misma del Ratoncito Perez

    Vale, soy un Ratoncito y me apellido Pérez, pero eso de que recojo dientes de leche y los cambio por dinero, es un autentico cuento. La única verdad es que trabajo doce horas diarias para un dentista explotador limpiando dentaduras postizas con un enorme cepillo de dientes —hay días que tengo agujetas hasta en la punta de la cola—.
    Me desposé con la Ratita Preocupada y su «no llegamos a fin de mes». Tenemos siete Ratitas Miedosas de salir a la calle y verse acosadas por algún Gato Fiero. Mis padres, Ratones de Campo, viven con el hatillo a cuestas temerosos de que les quiten su ratonera. Y por si fuera poco, el 10 de noviembre tenemos una cita con Cinco Lobitos Cuentistas. Sé que aunque cada uno cuente su cuento, todos prometerán lo mismo: sacarnos de las cloacas. Irremediablemente la mayoría sucumbiremos a sus patrañas.

Dejar una respuesta