Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2019 – R2 (fantasia)- E11

R2 – E11 : Liliput

Los participantes con los alias :

REY MIDAS – MADRASTRA DE BLANCANIEVES – ALADINO – SASTRECILLO VALIENTE

  • * deberán escribir un texto de MÁXIMO 150 palabras (título no incluido)
  • * antes del domingo día 17 de noviembre a las 12 de la noche (hora peninsular española)
  • * donde nos hables de los mundos mágicos, ya sean los clásicos Liliput, Rivendel, el Olimpo, Valhalla, Narnia, Mordor, Atlantida, …o seas capaz de crear uno nuevo.

Recuerda : no dejes tu texto en los comentarios de esta entrada, sino AQUI

Para votar AQUI

6 Respuestas

  1. Genio en nombre de Madrastra

    La Nada de Madrastra de Blancanieves

    Era un Edén donde estaba todo: un país de las maravillas que prometía historias interminables. Sueños y leyendas se forjaron en aquella tierra pacífica y luminosa. Cuentos azules, mil y una noches de relatos e historias de amor, aventuras, misterios…, que narrar en buena compañía. La palabra era el centro. Y muchos planeaban realizar aquel viaje para llenar sus mentes de palabras hermosas y regresar con ellas para repartirlas por el mundo. Y lograr que las sintieran como un regalo único.
    Pero alguien con intenciones perversas lo descubrió y distorsionó el sentido de aquel sitio. Las palabras se volvieron feas, retorcidas, desagradables. Poco a poco se fue resquebrajando la belleza de un rincón mágico.
    Y se fueron olvidando las historias, porque dejaron de relatarse, temiendo que las palabras bellas se contaminasen y desaparecieran.
    Y una hermosa utopía se convirtió en el país de nunca jamás. Nada quedó ya por contar.

  2. Genio en nombre del Rey Midas

    LA APARIENCIA del Rey Midas

    Con el gorro casi colgando de su oreja picuda, Grestiesnik deshoja la quinta margarita en un claro del Bosque Sabio. Tira de cada hoja con las dos manos y las lanza al aire. Sí. No. Sí. No.
    –Eres un soñador ingenuo y diminuto que desea lo que no conoce –le advierte un olmo observador.
    –El amor son alas, pero el deseo es un yugo –grazna el cuervo cojo.
    La llegada de voces y ladridos por la espesura espanta a los pájaros. Grestiesnik se refugia en su seta de rojo tejado para ver pasar a su amada. Hoy, Obdu trae una cesta repleta de hongos dorados, y Zas gruñe obstinado ante la caseta del enano.
    –Esa nooooo, perro tonto. Parece una setita preciosa, con ese sombrerito llamativo… Pero debes aprender que la belleza, a veces, es…
    Y plantando su suela sobre la amanita concluye.
    –… tóxica.

  3. Genio en nombre del Sastrecillo Valiente

    Antagonista de Sastrecillo valiente

    Desde que el cocodrilo se zampó a Garfio, el tedio reina en Nunca Jamás. Los piratas se dedican a la pesca, las sirenas han dejado de engalanarse y los pieles rojas engordan devorando búfalos. Los niños perdidos, para sacudir el aburrimiento, se enfrentan entre ellos con desgana, escondiendo una mano tras un garfio postizo. La situación es tan insostenible que Peter decide tomar cartas en el asunto. Elige para combatir a uno de los chiquillos, alto, espigado, elegante, lo acorrala contra un árbol, levanta la daga y cercena su mano izquierda. El brillo del odio aparece en el rostro del mutilado, el tic-tac del reloj se reactiva en el vientre del viejo cocodrilo, comienzan a oírse tambores de guerra y un excitante temblor recorre el vientre de Campanilla.

  4. Genio en nombre de Aladino

    Mágico por horas de ALADINO

    El cometa Halley pasó sobre mi cabeza, y no le tocaba. Yo estaba sentado en un sillón intentando colar un aro azul en un cono amarillo cuando el pequeño duende me sonrió con su boca desdentada y aplaudió con unas manos diminutas. Me agarró con los ojos y me hizo de guía en aquel lugar. Yo ya he estado aquí, le dije. Éramos dos enanos en un mundo de gigantes. Tuve que desaprender las reglas. Olvida rápido y así el tiempo pasará más despacio. Corre. Un perro negro nos perseguía, alguien gritaba nuestros nombres desde un balcón. Hace calor porque aquí siempre es verano, todos van al cielo y no nos tenemos que separar.
    Dieron las siete. De repente una bruja se llevó al duende. Mientras se alejaba me gritó que de este paraíso no te pueden sacar, a no ser que dejes de creer. Papá.

Dejar una respuesta