Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2019 – R3 (Fabulas)- E2

R3 – E2 : Animales del bosque

Los participantes con los alias

PINOCHO – SOMBRERERO LOCO – EL PRINCIPITO

 

  • * Deberán escribir un relato de máximo 150 palabras (titulo no incluido)
  • * Antes del domingo  24 de noviembre a las 12 de la noche (hora peninsular española)
  • * Que tenga como protagonista a cualquier tipo de animal del bosque (puede haber otros animales también si quieres) admitimos insectos, ratones, culebras, zorros, lobos, búhos, ardillas, castores, ciervos, jabalis… en fin, aninales libres
  • *Y que nos cuente la enseñanza o moraleja que te apetezca.

 

Recuerda : no dejes tu texto en los comentarios de esta entrada, sino AQUI

Para votar AQUI

4 Respuestas

  1. Genio en nombre del Sombrerero Loco

    GENTRIFICACIÓN del SOMBRERERO LOCO

    El centro de Bosque Vivo era un paraíso, todo estaba a un paso y los animales se saludaban por sus nombres. Un día, don Lince convocó una reunión extraordinaria de vecinos y les convenció para que le vendieran sus propiedades a bajo precio, argumentando el deterioro progresivo del entorno.
    Los señores de Mapache abandonaron la madriguera del Viejo Roble donde criaban a su numerosa camada, tras la rehabilitación es un laberinto de pequeños huecos para visitantes de paso.
    Pájaros Carpinteros, S.L. volaron lejos del taller del Olmo, que se ha convertido en un centro comercial.
    En el Nogal ya no pasan las mañanas los grupos de ardillas hartándose por muy poco, desde que lo compró una franquicia de nueces rápidas en pequeñas raciones.
    Don Lince añora su antiguo hábitat, que parece un parque temático. Está envejeciendo, rico pero solitario, consciente de que la avaricia está causando su propia extinción.

  2. Genio en nombre de Pinocho

    ABUSO de Pinocho

    Estaba el castor construyendo una presa en el río, con todos los troncos perfectamente alineados. Cuándo acabó, se puso a contemplar su obra con mal disimulado orgullo, y en eso estaba cuando un elefante se acercó y le dijo:
    – Castor, por favor, déjame usar tu presa para cruzar al otro lado. El puente está demasiado lejos.
    – No, que me la romperás.
    – Seré cuidadoso, no la romperé.
    – Si la romperás.
    – No la romperé.
    Y tanto y tanto insistió el elefante, que al final el castor acabó por ceder, y por no aguantarle, le dio permiso para pasar.
    Por supuesto, en cuánto puso la primera pata encima, toda la presa se vino abajo.
    La moraleja de todo esto, Pinocho, es que no siempre hay que ceder ante los que son demasiado pesados, pues pueden acabar con lo bueno que hayas hecho y… ¿¡ Qué vas a hacer con esa grapadora, Pinocho !?

  3. Genio en nombre del Principito

    MENTIRAS ARRIESGADAS del PRINCIPITO

    Estoy triste, porque ya no vienes a verme. ¿Es por lo de tu gemela? Te dije que no le hablaras de mí ¡Cómo se le ocurrió hacerse pasar por ti, presentarse en mi cueva con toda esa gente y exhibirme como un títere de feria! Las leyes del bosque se basan en el respeto a los que aquí vivimos, pero ella animó a sus visitantes a deslumbrarme con cientos de destellos y fogonazos de luz. Intenté disuadirla, me puse en pie y le enseñé mis garras y dientes de oso, pero solo sirvió para animar más a los turistas a hacerse la foto de su vida. Siempre sostuvo que eras tú, pero yo sabía que no, mi olfato nunca me engaña. Si no me hubieras pillado con uno de sus tirabuzones dorados saliendo de mi boca, ni te hubieras enterado. No pude evitarlo. Ella se lo buscó, princesa.

Dejar una respuesta