Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2019 – R3 (fabulas)- E3

R3 – E3 : animales acuáticos

Los participantes con los alias

ROBINSON CRUSOE – FLAUTISTA DE HAMELÍN – SIMBAD

 

  • * Deberán escribir un relato de máximo 150 palabras (titulo no incluido)
  • * Antes del domingo  24 de noviembre a las 12 de la noche (hora peninsular española)
  • * Que tenga como protagonista a cualquier tipo de animal acuático (mares, ríos…) (puede haber otros animales también si quieres) admitimos peces, tortugas, ranas, ballenas, nutrias,cocodrilos, caballitos de mar… cualquiera cuyo habitat sea de agua.
  • *Y que nos cuente la enseñanza o moraleja que te apetezca.

 

Recuerda : no dejes tu texto en los comentarios de esta entrada, sino AQUI

Para votar AQUI

4 Respuestas

  1. Genio en nombre de Simbad

    El pez y la luna de Simbad

    El Pez Negro Abisal nunca salía de las profundidades hasta que una noche, motivado por un extraño impulso, subió a la superficie. El mar era tan negro como su origen, y la tierra una oscura silueta en el horizonte, ribeteada por la luz blanquecina emanada de una sonrisa celestial, alba como un sueño suspendido en la nada.
    —Hola, sonrisa —dijo el pez esperando una respuesta amable.
    —Buenas noches, desconocido y extraño ser.
    —¿Cómo te llamas? ¿Hacia dónde vas?
    —Sigo mi camino —contestó.
    —¿Puedo acompañarte?
    —Al caer el sol, aquí estaré.
    La luna sonrió y continuó su camino sin percatarse de que cada noche el pez la seguía cruzando océanos, estrechos y canales, hasta el lejano poniente.
    Hoy la luna sonríe rodeada de estrellas que juguetean con las olas, y el Pez Negro Abisal, en la profunda sima, instruye a sus pequeñas luciérnagas sobre los beneficios de la perseverancia.

  2. Genio en nombre de Robinson Crusoe

    Llevados por la corriente de Robinson Crusoe

    Don Lucio, el pez más viejo del río, hace tiempo que busca las aguas tranquilas y el cobijo de aneas y juncos, lugares donde descansar el cuerpo y serenar el espíritu, como en los que se refugiaba siendo un diminuto alevín, aunque con la intención ahora, más que de observar pasar las cosas, de verlas venir. Por las mañanas imparte la asignatura de “Corrientes” a los camarones. Les enseña a esquivar peligrosos torbellinos y aprovechar la inercia de los vórtices, a buscar remansos y evitar torrentes, además de a sobrevivir en un medio tan hostil y cambiante. Al terminar las clases, como deferencia, les pone algas y gusarapos para que desayunen. Las tardes las aprovecha para comer él. «Lo cortés no quita lo valiente», advierte su razón a su instinto mientras aguarda apostado en el lugar idóneo. Y luego, tras cada dentellada, añade con cierto pesar: «Camarón que se duerme…».

  3. Genio en nombre del Flautista

    Medio Pulpo del Flautista de Hamelín

    Pulpo nació con cinco tentáculos y eso lo convirtió en el hazmerreír de su pueblo. En la escuela comenzaron a llamarlo Medio Pulpo y con ese nombre se quedó hasta que, ya mayor, y harto de no ser admitido en ningún trabajo, decidió cambiar el rumbo de su vida. Aprovechando la corriente marina del norte, emigró muy lejos. A un sitio en el que desconocían a los pulpos. Allí reinaban las estrellas de mar.
    Por tener cinco extremidades lo creyeron uno más, y como su cabeza era enorme, cosechó fama de sabio.
    De todos los puntos del océano llegaban animales a consultarle.
    Un día llegó un forastero pulpo. Rendido ante su fama, no fue capaz de reconocerlo como uno de su especie y marchó a pregonar la grandeza del sabio Asteroideo por todos los confines.
    Moraleja: todos tenemos algo que nos hace especiales, solo tienes que saber encontrar tu estrella.

Dejar una respuesta