Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2019 – R4 (ciencia ficción)- E9

R4 – E9 : electrodomésticos futuristas

 

Los participantes con los alias : EL PRINCIPITO  – EL SOLDADITO DE PLOMO 

  • deberán un escribir un relato de 150 palabras máximo (título no incluido y frase no incluida)
  • antes del domingo 1 de diciembre a las 12 de la noche (hora peninsular española)
  • que nos hable de aparatos ya existentes y conocidos pero con otros usos, por ejemplo una lavadora que limpia recuerdos, o una batidora que hace zumos de conocimientos que podemos tomar rápidamente. Coge un aparato conocido y llévalo a un nivel superior, a la ficción…
  • que use la emblemática frase de Charlie y la fábrica de chocolate «sería muy recomendable suprimir del todo ese trasto abominable»

 

Recuerda : no dejes tu texto en los comentarios de esta entrada, sino AQUI

Para votar AQUI

3 Respuestas

  1. Genio de la lámpara

    Aviso importante.

    Nos han consultado sobre si se puede variar la puntuación (comas, punto…) de las frases propuestas en esta ronda ya que alguna no parece ser excesivamente correcta. Hemos dado libertad para que así sea y por tanto a la hora de votar que sepáis que se ha permitido este cambio en las frases.

  2. Genio en nombre del soldadito de plomo

    El hombre perfecto del Soldadito de plomo

    Cuando anunciaron que habría unidades del Cocine3020, el robot que cocinaba hombres ideales, en el Lideland de al lado de mi casa, pasé la noche ante la puerta. No fui la única persona. Decían que solo había que adquirir las réplicas para cocinar, seguir una receta y respetar los tiempos de cocción.
    Ya en casa, sin dilación, introduje directamente mis compras y rellené las casillas de la pantalla táctil:
    CEREBRO DE: Eisten
    CORAZÓN DE: padre Anjel
    CREATIVIDAD DE: Dali
    FÍSICO DE: Sin Coneri
    Pero algo salió mal. Enseguida pensé que sería muy recomendable suprimir del todo ese trasto abominable de la faz de la tierra. Me seguía a saltos echando humo y metiendo terribles pitidos, alrededor de la mesa de la cocina. Aterrorizada, conseguí salir de casa con las instrucciones. Tenía que averiguar, al menos, cómo desconectarlo. En ellas, una nota en negrita rezaba: “Introducir el nombre —perfectamente escrito— de cada réplica. Se aconseja consultar en Google”.

  3. Genio en nombre del Principito

    QUID PRO QUO del Principito

    «Tengo dudas» dijiste y te perdí de vista. No caí en que era una despedida hasta que días después, a punto de dormirme en el sofá, me espabiló el presentador de los informativos asomando medio cuerpo a través de la pantalla del televisor:
    —Psssii, Elena, a ver si te enteras, que Paco no va a volver.
    Se me cayó el mundo encima. Sola con tres niños pequeños, una hipoteca y tu antipática gata de angora. Lloré hasta que no entró ni una lágrima más en la secadora. Luego volqué en el triturador de basura tus palabras de amor y tus promesas de futuro, pero no sé cómo, enganchó también tu colección de sellos y tus palos de golf, ya sabes, nunca funcionó bien, seria muy recomendable suprimir del todo ese trasto abominable. De tu gata no sé nada desde ayer. ¿Las bufandas de los niños? ¡Ah! sí, son nuevas, sí, de angora, tan suaves…

Dejar una respuesta