Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

RESULTADOS DEL NÚMERO 3 DE ENTC-ERRADOS

Esta tercera convocatoria tenía el objetivo de crear una linea, una dirección que se inicie en la posibilidad, en eso que no termina de ocurrir, y finalizase en el punto contrario, en la repetición de una rutina. Pero está claro que la imaginación huye, generalmente, de las líneas rectas, y nos hemos encontrado con verdaderos viajes en el espacio y el tiempo que nos han dado mucha guerra en la primera selección.

Gracias por las 63 historias que habéis propuesto. Me ha acompañado en esta ocasión Javier González, buen autor de relatos y antiguo profesor de aquella Escuela de Letras de Madrid ya desaparecida. Hemos ido confrontando selecciones y comentarios y, antes de lo previsto, hemos coincidido en una pequeña lista final que nos ha facilitado la selección.

En la lista previa al último descarte se encontraban los siguientes relatos:

1 El Naufrago, de Paloma Casado

2 El solterón, de Eva García

3 Bonnie and Clyde, de Amparo Martínez

6 Ensayos contra la jaqueca, de Rafa Olivares

9 Melancolía, de Asun Paredes

19 Vecina, de Alberto Muñoz

23 Tierra baldía, de Juancho Plaza

37 Dolor y servidumbre, de Alejandro Pozo

38 Carretas, de Elena Bethencourt

56 Sin titulo, de Estrella Amaranto

57 Espernaza, de Josep María Arnau

58 Llamadas que no llegan, de Juana Igarreta

 Los cuatro relatos que, finalmente, estarán en la Primera Final Anual ENTCerrados en Enero de 2020 son

1. EL NÁUFRAGO, de Paloma Casado

Quizá ocurra mañana que un barco surja entre la línea del horizonte y se acerque despacio, siempre le parecerá despacio, hacia la isla. Ha enviado tantos mensajes como botellas que sobrevivieron al naufragio con las cuartillas que consiguió secar al sol. Una tras otra las ha ido bebiendo dejándose llevar durante unas horas por la euforia para regresar después al abatimiento. Ha guardado una para el día que le encuentren, aunque algunas noches le cuesta demasiado resistir la tentación. Todavía no quiere perder la esperanza. Después de las tareas de supervivencia, se sienta a mirar el mar. Las olas vienen y van y así una y otra vez.

2. EL SOLTERÓN, de Eva García

Quizá ocurra mañana o quizá no suceda jamás, pero no por eso voy a dejar de intentarlo. Hay quien cree que los milagros existen, pero yo pienso que es más útil colaborar con el universo para que nos sean concedidos. He dicho el universo, no Dios. Y es ahí donde comienza la guerra eterna con mi madre, sus rosarios, sus misas y sus oraciones. Yo trato de adivinar el futuro y el horóscopo en las estrellas cuando conozco a una chica, ella se empeña en hablarle de los sacramentos. Ella venga a ponerle velitas al San Antonio del pasillo y yo a apagarlas. Y así una y otra vez.

3. BONNIE AND CLYDE, de Amparo Martínez

Quizá ocurra mañana. Quizá esta vez nos lleven a comisaría y mamá tenga algo que contar a sus amigas. Doy un mordisco a mi sándwich. Con la lengua lo coloco en el lado izquierdo de la boca y bebo un sorbo de refresco para tragarme el pan seco. Este motel es triste y huele a lejía. El de la semana pasada tenía piscina y el sándwich era blandito. Mamá dobla las toallas con sus uñas rojas, las mete en nuestra bolsa y sonríe. Me revuelve el pelo. Bajamos por la escalera de incendios. Montamos en el coche y salimos a toda velocidad… Y así una y otra vez

38. CARRETAS, de Elena Bethencourt

“Quizá ocurra mañana”, me repetía a mí misma para consolarme. Tampoco pedía demasiado: algo estándar, ni mucho, ni poco. Desde que empezó a gustarme Josema abandoné las muñecas y no pensaba en otra cosa. Mi abuela, que no sabía para qué las quería, me dijo que en su época mi problema se solucionaba comiendo almendras. Con mi santa paciencia las arrancaba del árbol, las secaba, las cascaba y me zampaba medio kilo de un tirón. Luego, con dedos esperanzados, recorría la planicie bajo mi camiseta buscando alguna protuberancia, pero seguía siendo la misma tabla de planchar de siempre. Vuelta al almendro… Y así una y otra vez.

8 Respuestas

  1. Gracias, Juan. Gracias, Javier González.
    Me ha gustado ir hacia abajo despacito y encontrar mi nombre ahí entre los seleccionados. Qué fácil es hacerme feliz, a veces 🙂

    Enhorabuena a todos los de la lista y a participantes en general por sus trabajos.

    Un abrazo.

Dejar una respuesta