Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

93. TELES (David Moreno Sanz)

Teles, así es como decidieron llamarla los del pueblo, por su gran belleza y perfección, poco a poco ha conseguido adaptarse a las costumbres de las gentes de tierra.

Por las mañanas se levanta, se asea, desayuna y se dirige al trabajo que le han buscado para ella.

Tiene un comportamiento muy normal, a pesar de sus diferencias y limitaciones, a pesar de ser de fuera y de profundos mares y de sentirse siempre observada. Es incluso muy sociable.

 

Pero los días de lluvia todo cambia. La humedad la atrapa y se aferra al cristal de la ventana de su habitación, donde las gotas de lluvia deslizan recuerdos de mundos lejanos, recuerdos de su otra vida dejada atrás. Y allí permanece mesándose su larga melena pelirroja, horas y horas, con el inseparable peine que lleva colgado en el cuello y que no permite nunca tocar a nadie.

En el pueblo saben que deben aceptarle estas ausencias. Saben que se enamoró de uno de los marineros que frecuenta estos puertos, que el amor lo puede todo y por eso llegó. Y saben también que deben dejar que libere sus cantos de sirena en los días de lluvia.

6 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    «El amor lo puede todo», hasta incluso trastocar los papeles que a cada uno se le asignan de serie. Un hombre, nacido para vivir en tierra, pasa su vida en el mar. Una mujer de leyenda, adaptada al medio marino, se adapta a la terrestre a la espera de su regreso. La naturaleza, por otro lado, no entiende de voluntad, de fidelidades ni de corazón; a ella le reclama con lenguaje de lluvia que vuelva al entorno al que pertenece. Solo hay que esperar que no le castigue a él por invadir un ambiente ajeno hundiendo su barco, y que todo termine como nos gustaría, al menos, esta mujer tan especial lo merece.
    Un abrazo y suerte, David

    1. Tú generoso comentario Ángel, mejora el microrrelato, sólo por eso he de intentar escribir y participar más en estas convocatorias. Qué lujo de comentarista. Gracias.

      Un saludo indio
      Mitakuye oyasin

Dejar una respuesta