Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Tq1webo

El Chat

 

-¿Ya te lo has quitado todo?-le preguntó a aquella extraña a través del chat.

-Solo me quedan las medias-tecleó ella, excitada.

-¡Quítatelas rápido!-le ordenó, subrayando su exigencia con un golpe en la mesa, como si fuera el signo exclamativo al final de una frase.

-Lo siento, he oído algo, debe ser la puerta de su despacho, adiós.

-No me dejes a medias-suplicó él.

La mujer abandonó el chat rápidamente. El hombre  cerró su ordenador y salió enfurecido, aunque entró en el dormitorio de puntillas para no despertar a su mujer. Bajo las sábanas, la luz tenue de un monitor  iluminaba el gotelé de las paredes.

                                                                          Manuel Espada

 

Las nuevas tecnologías han revolucionado el mundo de la comunicación facilitando  la difusión de opiniones, noticias e incluso  comentarios que antes pertenecían al ámbito privado. Gracias a Internet los escritores, profesionales o no, han encontrado un medio de dar a conocer sus obras conectando más directamente con  lectores de un mundo globalizado. La creación literaria se ha democratizado aunque su calidad siga siendo patrimonio de unos pocos. Muchos  escritores integran en sus textos la  iconografía de  estos nuevos usos e incluso el nuevo léxico surgido de la necesidad  de reducir al máximo  los caracteres en los mensajes. Se abre un nuevo mundo de posibilidades y, no sería extraño, que los microrrelatos encontraran una aplicación para  ser leídos desde el móvil.

Es posible que la forma de escribir y de leer se vea afectada  por esta revolución  y, en opinión de muchos, no precisamente para bien.  Con el texto del título de esta entrada:  Tq 1 webo

(Te quiero un huevo) la autora, Pilar Galán pretende denunciar el empobrecimiento del lenguaje. Este, sin duda, es un tema controvertido y farragoso que solo el tiempo podrá aclarar. Por ahora, hablemos sobre esta nueva generación de microrrelatos  que aportan aires de modernidad a un género en constante ebullición.

 

8 Respuestas

  1. Paloma Casado Marco

    Como no podía ser de otra forma, las nuevas generaciones de escritores incorporan en sus textos los instrumentos de nuevas tecnologías y las formas novedosas de la comunicación. Ésto añade la espontaneidad y frescura de lo actual, pero puede acabar, por falta de uso, con gran parte del léxico de nuestra lengua cambiándolo por los «extranjerismos» que incorpora esta revolución tecnológica.

  2. ¿Y por qué tiene que desaparecer el léxico? Las lenguas no mueren mientras alguien las usa, y están vivas también porque se enriquecen y evolucionan. Creo que la gente con suficiente cultura es capaz de cambiar el registro según la situación. A nadie se le ocurriria escribir un curriculum como se escribe en un chat o en el whatsapp, y si lo hiciera, pues seguiría escribiendo curriculums mucho tiempo hasta que aprendiera que así no se va a ninguna parte. Es como la ropa: nadie va a una cena de gala en bikini o a la playa en frac ¿acaso los vaqueros han acabado con la ropa elegante? Cada ocasión, cada situación, precisa de una actitud, de un registro. Y el que se pierda escribiendo siempre como en un chat, vistiendo siempre como para ir al campo o tratando a sus mayores sin respeto ninguno, como si fueran colegas, allá él. No creo que todo ello vaya a acabar con el léxico, la ropa elegante o la educación. Otra cosa es que se generalizara tanto que todos acabásemos así: yo no lo veo, como el del anuncio. Hay muchos jóvenes que, a pesar de las circunstancias y las tentaciones modernas, siguen leyendo, escribiendo y esforzándose por dominar ambos registros.

  3. Esther Cuesta

    Estoy de acuerdo en que cada momento permite tanto una ropa como un lenguaje, pero personalmente me preocupa que una generación tan acostumbrada al único lenguaje del móvil y de las prisas, acabe perdiendo el otro, el bien expresado y el bien escrito. Y en este mundo que nos permite consultar los significados en un segundo, cabe la posibilidad de que no queramos ampliar nuestro vocabulario, pero esperó sinceramente estar equivocada.
    Saludos

  4. Opino lo mismo que Eva, no son incompatibles y cada lenguaje como cada vestimenta tienen su espacio. Pero me temo que cada vez hay más gente que se pone el bañador no solo para ir la playa sino también para sentarse en el restaurante, estar en casa, salir de paseo, ir al super, tomar una cerveza en una terraza… Y ya ¡qué más da! ni para dormir se lo quitan.
    Y esto es así. Por desgracia, el wassapeo va ganando terreno muy deprisa, deteriorando el idioma en todos sus frentes.

  5. Mel

    Creo que hay que distinguir varias cosas respecto a la pareja tecnología – literatura.

    1. La tecnología nos abre nuevos escenarios para nuestras relatos. Además en todos los géneros, desde el fantástico, al humor (cómo el ejemplo que nos trae Paloma), al drama o terror (Matrix por ejemplo) etc… Se nos ensancha el universo!!!
    2. También nos proporciona nuevos canales de difusión pudiendo llegar más rápido, a más lugares y más personas.
    3. Y nos cambia en lenguaje,
    a. tanto añadiendo palabras nuevas o modificando existentes: Hace muchos años un “móvil” era un carrusel de figuritas con música para las cunas de los bebés.
    b. Palabros como anagramas,
    c. Creando un nuevo estilo o variante del lenguaje al usarlo en los nuevos medios. Esteremos de acuerdo que no se habla igual coloquialmente que en un juzgado, ni se escribe igual un relato presentable a un concurso literario que un whatsapp a los amigos

    El problema es cuando, como bien decís por arriba, te vistes de etiqueta para ir a la playa o en chanclas para ir a la ópera; cuando el único soporte de lectura es la web y el único estilo de lenguaje es el guasapero.
    Todo esto para decir a mi mami Paloma, que super dagutten este post, k yo tb tq 1 webo y k kss 4u.

  6. Paloma Casado Marco

    No se puede explicar mejor, querida hijita.
    A mi me cuesta entender este lenguaje marciano que te gastas pero yo también tq.

  7. Modes Lobato Marcos

    Caigan las siete plagas de Egipto sobre la primera persona, ya talludita, que una maldita noche escribió :

    CIAO, ME VOY A MIMIR!!!!!!

    ARRRRRRGGGG!!!!

  8. Modes Lobato Marcos

    Todo lo demás (hasta los jodidos emoticonos) lo soporto.
    Pero ese «mimir» en cuarentones…

    Llanto.
    Llanto y crujir de dientes…

Dejar una respuesta