Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

41. Una pasmosa mañana de verano (Rosy Val)

Me desperté desazonada recordando las noticias sobre esa chica a la que habían destrozado la vida. Y según bajaba a desayunar pensaba en mi vecina, y en sus tres hijas, y al tiempo que me lamentaba por ella, me alegraba de no tener su suerte.  

Mis hijos preparaban el desayuno en la cocina. Le abrí a un sol que pedía entrar por la ventana y por la que se colaron también las risas de las jóvenes que se hallaban en el jardín. Mientras desayunábamos propicié la conversación. El de 17 opinaba que eso era de sinvergüenzas. Jaime, dos años menor, que eso no se le hacía a una chica. Cuando el mayor condenaba tamaña barbaridad, las risas vecinas mutaron en algarabía y una voz sobresaliente viajó hasta nuestras tostadas pringándolas de desconcierto…

«No tienes ni idea, Marita, esa nos está troleando, te lo digo yo, ¡no quiero imaginarme la clase de padres que tendrá!». 

Seguidamente, otra voz, más alterada y socarrona, aterrizó sobre nuestros cafés, zumos y colacaos, transformándolos en sorbetes y granizados de asombro y perplejidad…

«¡Que ésta es una ingenua, hermanita, y la otra una zorra, anda que no se lo pasaría bien montándoselo con los cuatro!»

4 Respuestas

  1. LUCAS ROMANO

    Eso mismo escuché yo a un vecino hablando de la chica de Pamplona. lmagina mi cara de estupor. Imagina mi cara de estupor. Muy bueno, Rosy.

  2. Ángel Saiz Mora

    Se nos supone seres inteligentes y evolucionados. Con todo lo que ha sucedido, con todo lo que se alecciona e informa, parece mentira que aún existan personas capaces de pensar de manera tan banal acerca de asuntos tan delicados, de tomar a guasa una salvajada, de justificar con bromas un drama.
    Hay mucho trabajo por hacer y mucho por educar, pero por suerte, el pasmo y la sorpresa de esta madre y sus hijos, que viven en la sensatez, ofrece alguna esperanza. Hay que pensar que algún día llegará a erradicarse de ciertas cabezas la idea de que todo no vale, ni mucho menos; que se impondrá el respeto absoluto que debe imperar en todo, en especial, en lo más íntimo; la importancia del consentimiento, la necesidad de luchar contra todo tipo de abusos, la de endurecer las leyes cuanto haga falta y aplicarlas, que para eso están.
    Un relato para la concienciación. Por distintos que seamos, por plurales que queramos ser, todos vivimos en el mismo mundo, que ha de tener unas normas que nunca deben cruzarse, la educación de base es imprescindible.
    Por lo demás, muy bien contado, con esas voces que pringan las tostadas de desconcierto y transforman los cafés y zumos en granizados de asombro y perplejidad.
    Un abrazo de casi verano y suerte, Rosy

  3. Me ha encantado Rosy. Nos hace falta mucha educación y a veces creemos que todo el mundo es igual, pero gracias a Dios no es así como nos muestras en tu relato. De todas maneras, la educación y los valores que hoy falla, es la que necesitamos. Es imprescindible y la sociedad no los está mostrando.
    Las metáforas que has usado, me han encantado. Es un relato lleno de encanto y hermoso. Mucha suerte bonita.
    Besicos muchos.

  4. María José Escudero

    Imposible no quedarse perplejo con semejantes comentarios. Aunque, por otro lado, las personas que manifiestan tal frivolidad con un tema tan terrible se descalifican ellas solas. El nivel de educación que manifiestan es muy bajo, pero el nivel de humanidad es aún menor. Tenemos que trabajar mucho y todos juntos por la Buena Educación. Gracias, Roxy por recordarnos que estas cosas pasan. Buen relato. Un besuco y mucha suerte.

Dejar una respuesta