Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

6. VACÍOS (Modes)

Cuando la anciana se sienta en un banco del parque, una neurona ilumina el agujero negro que es hoy su cerebro.

Pero se apaga al instante.

Y ella, mirando los árboles, siente tristeza y nostalgia y no sabe por qué.

Y es que la enfermedad lo ha borrado todo y ya nada recuerda.

Ni siquiera que su nombre es Caperucita.

5 Respuestas

  1. Vaya, me has dejado un poco así, con nostalgia y agujeros, sin saber cómo. He pensado en Caperucita y la he visto corriendo por el bosque, era una niña, nada de esas historias erótico festivas que algunos intuyen en la narración. Nada de horror, ni de sangre.
    Una niña de pocos años, feliz y despreocupada.
    Imaginar que ha envejecido y que es azotada por la demencia se me hace tan cuesta arriba que ni el rojo de su traje puede devolver el color a la tarde.
    Un abrazo Modes, felices Reyes Magos y, por favor, déjalos en su edad y su tiempo.

  2. Ángel Saiz Mora

    Hay enfermedades crueles que no respetan a nadie, ni siquiera a los personajes míticos de los cuentos. No quiero ni pensar qué le puede haber pasado al lobo. Si Caperucita ya es abuela ¿quién se acuerda ya de su abuela? ¿Qué habrá sido del cazador?
    Un relato lleno de vacíos, que es lo que deja el tiempo cuando pasa como una apisonadora por la gente. Menos mal que las buenas historias perduran y, en ellas, los personajes son eternos.
    Un abrazo, Modes. Suerte

  3. Sólo vos, MODES, podés llenar los vacíos, todos y cada uno, con la última palabra, que no es cualquier palabra, sino la del color justo.
    Soy de la misma opinión que Luisa Hurtado: versiones de Caperucita he leído muchas, pero nunca una como ésta, superlativamente triste (se me hace que con esa última neurona que se apaga, desaparece el recuerdo del lobo).

    Un beso de cuento de hadas,
    Mariángeles

Dejar una respuesta