Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

64. Lo que no pudo ser (Alberto Jesús Vargas)

La foto de boda de los abuelos debería presidir en sepia el gran salón familiar. Desde ella, la abuela nos miraría con altivez coronada de azahares y el abuelo, triunfante, dibujaría una sonrisa en su rostro curtido de trabajo y sol. Nadie llegó a explicarse cómo él, un pobre jornalero, pudo alcanzar el corazón de niña rica que en ella latía, pero lo cierto es que la abuela nunca amó a ningún otro hombre, ni el abuelo a otra mujer tanto como a ella. Sólo por merecerla se embarcó rumbo a ultramar dispuesto a conseguir la fortuna que le abriese la puerta de la casa grande donde ella, atrapada en los usos de su tiempo, le esperaría sentada al piano acariciando habaneras con dedos de marfil. Y en la triste distancia sin olvido, unas fiebres malditas convirtieron el afán de vida del abuelo en un silencio de tierra al abrigo de la sombra sagrada de una ceiba. La abuela, fiel a su promesa de amante, quedó en esta orilla para siempre aferrada al sueño roto y sus descendientes, la gran familia que de ellos habría nacido, nos quedamos en el limbo de lo que no pudo ser.

12 Respuestas

    1. Siempre me han gustado esos retratos antiguos que me hacen viajar a un tiempo que no he vivido pero que trato de imaginar. Esta historia parte de ahí, de un viejo retrato de una boda que no pudo ser. Gracias, Pablo, por tu comentario.

  1. Paloma Casado Marco

    Un relato magistral. Estoy viendo las puntillas de la blusa blanca de la abuela y sintiendo la nostalgia que desprende la narración hasta su broche final.

  2. Ángel Saiz Mora

    Un relato lleno de valores. Lo primero, la originalidad, partiendo de alguien que narra algo que no ha sucedido, siempre en condicional, porque no se puede dar nada por hecho, porque no siempre sale todo como se planea, ni mucho menos.
    El título le sienta como un guante. Hay expresiones que son para enmarcar. Cuantas cosas imaginamos a veces que podrían haber sido y por algún detalle nunca tomaron forma. Todos nos podemos ver reflejados, de alguna manera, en esa imagen imposible o no foto. Parece que estamos viendo algo que no existe pero que debería o que pudo haberlo hecho.
    Literatura con mayúsculas, Alberto, tanto por la idea como por la manera de desarrollarla. Me vas a llamar exagerado, pero pareces tocado por los dioses.
    Un abrazo y suerte.

    1. ANTONIO TORIBIOS

      Muy original ese recurso al reverso de la trama, al negativo. Lo que no fue como argumento. Es jugar casi a lo imposible, y conseguir el triunfo.

  3. Ángel, siempre tan generoso en tus críticas hoy me has regalado demasiado el oído. No puedo por menos que agradecértelo porque sé que eres sincero aunque también, como suele ser la buena gente, muy benevolente. Es para mi un orgullo saber que te ha gustado. Un abrazo, amigo.

Dejar una respuesta